22 abr. 2011







LA CRISIS MUNDIAL DEL CAPITALISMO Y LA EDUCACIÓN.


La crisis cíclica, generada en el sistema capitalista desde finales del 2007, con la explosión de la llamada burbuja inmobiliaria, trajo consigo graves consecuencias para el planeta, sobre todo para los trabajadores y los pueblos, para los países dependientes y atrasados.

La situación actual, no es tan alentadora para las potencias imperialistas, puesto que el 2010 fue un año también desastroso para la economía mundial; por ejemplo la gran potencia de EEUU tiene una deuda pública de 15 billones de dólares, con un déficit de su PIB del 11%. En el caso de Europa esta llega a un 76,3% de deuda pública y un déficit del 6,8% de su PIB, rompiendo inclusive el llamado tratado de Maastricht de la Unión Europea que esgrime , que el déficit de los países de la Unión Europea no deberá ser mayor de 3% de su PIB, la situación más clara y evidente de ese momento es Grecia ,en donde su deuda llega al 124,9 % del PIB, con un déficit del 113%..

El 2011 tampoco comenzó con augurios alentadores para la economía mundial, pese a los análisis de los economistas mercenarios de la oligarquía financiera internacional, que dicen e insisten de una supuesta recuperación para las economías en este año; puntos de vista que difieren y se contradicen totalmente con las proyecciones económicas de los propios organismos históricos del imperialismo , como el FMI , que manifestó un decrecimiento en la economía del 4,6 en el 2010 a un 4,3% en el 2011, la ONU por su parte plantea que en el 2011 creceremos al 3,1 % en referencia al 3% que se creció en el 2010.

Estos números nada alentadores llevaron consigo al encuentro en publicitados conclaves de los países desarrollados del G-7 y el G-20, en los que se adoptaron algunos puntos de vista como los siguientes: el gobierno yanqui a través de Barack Obama , con la solución de seguir inyectando más recursos al sector privado y quitando más dinero para los pueblos y sus necesidades sociales; lo dicho por Ángela Merkel de Alemania, con la aplicación de un reajuste económico, es decir el cobro de más impuestos , hacer que la salud genere recursos con la privatización de la misma, quitar presupuesto para la educación etc. etc.

En si lo único que se ha dado en este ámbito son las mismas soluciones, privatizadores y guerreristas que ellos siempre han aplicado, con el ataque a la soberanía de las naciones, la explotación indiscriminada de los recursos naturales, el recorte de presupuestos sobre todo sociales; grandes salidas de divisas de los bancos centrales de EEUU y de Europa, para salvar a bancos y empresas transnacionales a punto de la quiebra, ayudando así al capital y a las clases dominantes burguesas.

LA RESPUESTA DE LOS TRABAJADORES, LA JUVENTUD Y LOS PUEBLOS FRENTE A LA CRISIS.

Aunque muchas han sido las acciones del imperialismo, en contra de los sectores populares, pese a que han seguido las guerras de ocupación a distintos países y por ende la acción guerrerista, los hechos desatados por la crisis mundial de este sistema decadente, han provocado que los pueblos del mundo se movilicen por sus reivindicaciones. La lucha del pueblo griego es un loable de ejemplo de aquello, el mismo que masivamente se movilizo en las calles y plazas de toda Grecia, en contra de las medidas adoptadas por el gobierno burgués, pro imperialista, rechazando la intervención imperialista del FMI con su carta de intención y su política de reducción de salarios.

De la misma forma, el pueblo francés le decía a Sarkozy que no iban permitir el incremento de la edad de jubilación, con la presencia masiva de miles de obreros y jóvenes en las calles; o la acción del pueblo irlandés que hizo dimitir a su Primer Ministro y al mismo tiempo rechazaba y exigía la salida de Irlanda de la Unión Europea.

En Medio Oriente y África los pueblos proclamaban con sus revueltas y levantamientos, que ya era el momento de poner fin a las dictaduras de las que habían sido víctimas durante décadas, como en el caso de Túnez con el dictador Ben Alí; el caso de Egipto que sacó a Mubarak, dictaduras que fueron auspiciadas por el imperialismo yanqui.

En Latinoamérica, la movilización y lucha de los pueblos también se ha generado en defensa de la soberanía nacional y de la independencia, en contra del imperialismo, en defensa de la educación y la salud para todos y todas, aunque el imperialismo y el oportunismo vienen actuando de manera agresiva, tratando de sofocar y desviar la acción y protagonismo de los pueblos

LA SITUACIÓN DE LA EDUCACIÓN

Frente a todo el embate que vive el mundo y las medidas que los países imperialistas han tomado, una de ellas es afectar la educación, mercantilizarla, privatizarla, para colocarla no como un derecho, sino como un servicio a pagar, consiguiendo con esto elitizarla.

En Europa, estas medidas no se han hecho esperar: en Italia la educación fue recortada en 700 millones de euros, pero esta medida gubernamental recibió inmediatamente la respuesta de los estudiantes y profesores en las calles, con acciones de lucha singulares como la toma de la Torre de Pisa, del Coliseo Romano, el cierre de la ciudades de Milán, Palermo y otras.

En Inglaterra, miles de jóvenes se movilizaron en contra del incremento de la matrícula universitaria en alrededor de 14000 dólares; en Francia, se enfrentaba la privatización de la educación pública, con multitudinarias manifestaciones y violentas protestas, que sacudieron el escenario del país galo.

En Latinoamérica, la lucha ha sido ardua pero ha dejado un bagaje importante de experiencias y de victorias en defensa de la educación pública; aunque se han logrado consolidar ciertas medidas y leyes de gobiernos neoliberales. Por ejemplo, el incremento al precio de la matricula en la Universidad puertorriqueña de 300 a 800 dólares, teniendo como resultado la lucha valerosa de la juventud de Puerto Rico; los combates de la juventud dominicana para alcanzar el 4% del PIB para la labor educativa; el enfrentamiento de los estudiantes peruanos en contra del TLC y las mercantilización de su educación es ejemplo de valentía y decisión.

Los estudiantes colombianos se han movilizado en contra de la criminalización y privatización de la educación; los estudiantes ecuatorianos son otro ejemplo de incesantes y férreos combates en defensa de la educación pública, de la democracia en el aula, aunque lamentablemente una Ley de Educación Superior retrograda, acaba de ser aprobada, de manera ilegal e inconstitucional y que vulnerara los derechos y razón de ser del Alma Mater ecuatoriana, aprobación de ley que tiene injustamente detenido al Presidente Nacional de la FEUE, Licenciado Marcelo Rivera Toro.

En Bolivia, la conciencia estudiantil avanza en la medida de la defensa de los derechos fundamentales como la autonomía y cogobierno conquistas muy avanzadas en ese país.

Es merecido destacar la ejemplar acción de los estudiantes uruguayos que proponen la universalización de la educación superior, el 6% de PBI para la misma; los estudiantes argentinos, plantean el sostenimiento de la conquistas generadas y el avance a una nueva ley que represente una universidad que abra sus puertas al pueblo.

Como podemos notar las intenciones de la oligarquía en algunos países es hacer de la educación una mercancía, o continuarla privatizando, como en el caso de nuestros hermanos chilenos o portorriqueños; criminalizándola como en Ecuador y Colombia, o bregando por parte de la juventud universitaria para democratizarla, como ocurre en Uruguay y Cuba.

Las intenciones de las oligarquías y el imperio obviamente serán seguir reproduciendo el sistema a través de la educación como ellos quieren y frente a la crisis, someterla a sus designios privatizadores y excluyentes. Por eso en el proceso histórico de unidad y lucha de nuestros pueblos, la juventud y el estudiantado jugamos un papel determinante para mantener la vigencia de las conquistas y avanzar más en el logro de nuestras aspiraciones democráticas; denunciar al imperialismo y su estrategia a través de la OMC, del Banco Mundial, de seguir convirtiendo a la educación en una mercancía; nuestro papel es denunciar la crisis que vive el sistema y su estructura económica, que lo único que han creado es un mundo caótico, discriminatorio y desigual.

La respuesta de los estudiantes, especialmente latinoamericanos continuará siendo la defensa de la educación pública; que la crisis la paguen los ricos, que las viejas instituciones del Estado burgués decadente caigan y en medio de nuestras acciones, entender que construir una sociedad distinta a la del capitalismo y la burguesía, sí es posible.

Daniel Carbo Ordóñez (Ecuador – FEUE)

Secretariado Ejecutivo de la OCLAE

ESTE 7 DE MAYO TODOS A VOTAR NO